top of page

Bizcochuelo de Algodón de Limón

Actualizado: 3 feb 2022

Esta receta es una versión del bizcochuelo de algodón de vainilla, pero saborizado con jugo y ralladura de limón. Se puede cambiar el limón por cualquier otro cítrico, en las mismas proporciones.



Bizcochuelo de algodón sabor limón Lacakeartista


Todas las recomendaciones sobre cómo realizar este tipo de bizcochuelo se encuentran ya muy bien explicadas en la receta del Bizcochuelo de algodón estándar. Sin embargo, paso a detallar por aquí también, los puntos más importantes.


Para lograr con éxito este bizcochuelo es mejor cocerlo en un horno con calor arriba y calor abajo, y sin convección (ventilador). Sin embargo, mi horno es solamente con convección y pude lograr de todas maneras deliciosos bizcochuelos.


Las claves para el éxito son:


1) El mezclado de los ingredientes. Derretir y calentar la mantequilla en una olla solamente hasta que comience a burbujear en los laterales y volcar los secos de una vez, utilizando el calor residual de la olla es un método clave. Los secos logran integrarse perfectamente, sin grumos y sin necesidad de utilizar luego un colador. También se produce una cocción parcial de la harina que ayuda a la creación de una mejor miga en el producto final.

Por otra parte, la leche luego se incorpora a temperatura apenas tibia y no caliente ya que de lo contrario, la mezcla se vuelve muy espesa y se pierde volumen al integrar con el merengue.

2) El merengue: al contrario de otras recetas, partiremos de claras frías. Batiremos siempre a velocidad mínima a media y nunca a velocidad máxima ya que un batido a velocidad máxima genera burbujas grandes y un merengue inestable.

Es importante también incorporar el azúcar tempranamente durante el batido, para que se disuelva bien y lograr un merengue de textura bien lisa y brilloso. Debemos batir solamente hasta obtener picos suaves (el pico se forma pero cae a un lado) y el merengue tendrá apariencia compacta.

3) Al verter la mezcla cruda en el molde, lo golpearemos un par de veces para deshacernos de las burbujas de aire grandes. En lo posible, la superficie de la mezcla deberá verse lo más lisa posible, ya que si aparecen burbujas de las que no nos deshacemos, también pueden aparecer grietas durante el horneado.

4) La temperatura de horneado: si horneamos a temperaturas altas y aunque sea por pocos minutos, se crea una superficie con costra dura (200º por ejemplo). La cocción debe ser lenta.